Soluciones específicas

Cuidado ocular

Los ojos reflejan la salud y cuidarlos es también cuidar la imagen. Te ofrecemos una gama completa de soluciones para lentillas, gotas para los ojos y toallitas para la higiene ocular que te ayudarán a mantener siempre el brillo en la mirada.

Un cuidado ocular para cada necesidad

¿Usas lentillas? ¿Sientes los ojos secos? ¿Padeces picor o irritación ocular a menudo? Sea cual sea tu necesidad, Nesira te ofrece una gama completa de productos para el cuidado de los ojos con una fórmula que te aportará máximo confort gracias al Ácido Hialurónico.

...

Confort ocular gracias al Ácido Hialurónico

El secreto de nuestras fórmulas para el cuidado de los ojos es el Ácido Hialurónico. Se trata de una biomolécula que se encuentra de forma natural en nuestro organismo y cuya función es mantener la hidratación y lubricar los tejidos. Esto se debe a que se comporta como una esponja capaz de retener la humedad, ayudando así a mantener intacta la estructura de la córnea y facilitando la reparación celular. ¿Cuál es el resultado que notarás? Un alivio inmediato de la sequedad ocular y máximo confort por más tiempo.

Rutina diaria de cuidado ocular

Nuestros ojos sufren, y mucho, con nuestro ritmo de vida: el abuso de pantallas, los cambios de temperatura, el uso de lentillas, la sequedad ambiental, los humos… Todas estas agresiones se combinan entre sí para provocar ojos irritados, enrojecidos, picor y sequedad ocular. Para aliviar estas molestias y recuperar el bienestar en tu mirada, sigue una rutina de cuidado diaria que incluya una limpieza profunda de párpados y pestañas, la aplicación frecuente de gotas oculares y el uso de una solución para lentillas respetuosa con tus ojos.

¿Quieres saber más?

Si sientes irritación, enrojecimiento, picor, has estado expuesta a humos u otros irritantes o, simplemente, si notas que los poros de tus párpados se obstruyen. Las toallitas para la higiene ocular con ácido hialurónico, caléndula y hamamelis limpian, protegen, hidratan, regeneran y revitalizan la piel de los párpados. 

La salud de los ojos afecta a la visión y al bienestar general, puedes cuidar de ella aplicando algunos consejos generales: usar gafas de sol homologadas; usar gafas protectoras si te expones a partículas, salpicaduras, etc.; descansar los ojos cada 20 minutos al usar pantallas; realizar revisiones periódicas con el oftalmólogo; y, por último, pero no menos importante, llevar hábitos de vida saludables y evitar los tóxicos como el humo del tabaco.

En primer lugar, intenta descansar la vista: sepárate de las pantallas y, si te resulta imposible, al menos descansa los ojos un par de minutos cada 20 minutos de uso de pantallas. Aprovecha siempre que puedas para descansar la mirada en distancias largas, duerme el tiempo que te corresponda y evita los tóxicos, como el humo del tabaco o el alcohol. Las gotas oculares pueden ser un gran aliado para ayudarte a recuperar el confort, así como las toallitas de cuidado ocular, que te ayudarán a eliminar impurezas de párpados y pestañas a la vez que calmarán e hidratarán la zona. Si las molestias persisten, consulta con tu médico para valorar otros diagnósticos y tratamientos.

Las causas de los ojos rojos, del picor de ojos y de la irritación ocular pueden ser múltiples.

 

 Las más habituales están relacionadas con la exposición a agentes irritantes, por lo que deberías revisar qué sustancias han entrado en contacto con tus ojos para poder evitarlas. Otra de las causas frecuentes es el cansancio, ya que el uso de pantallas, la falta de sueño y otros aspectos relacionados producen sequedad e irritación ocular. Las alergias también son una causa frecuente del picor y enrojecimiento ocular. Sin embargo, también hay enfermedades más graves que pueden producir estos síntomas y que requieren tratamiento médico, como la presión ocular alta. En cualquier caso, siempre que te resulte difícil determinar la causa, o bien si las molestias no desaparecen con descanso y gotas para la sequedad ocular, consulta con tu médico para que te ayude a determinar la causa exacta y te recomiende un tratamiento adecuado.