Corporal

Crema solar

Aunque se trata de crema solar, nuestros protectores solares corporales están elaborados con textura de gel y en forma de loción, para ofrecerte más beneficios y que tus días de sol sea aún más placenteros vayas donde vayas. 

Las cremas solares

Te presentamos nuestra línea de crema solar corporal, donde puedes escoger entre diferentes texturas –gel-crema o loción- según tus gustos o necesidades y, por supuesto, entre distintos niveles de factor de protección solar que se adaptan al cuidado que requiere cada tipo de piel.

Gel Crema Solar SPF30

Protección solar alta que bloquea tanto los rayos UV como los infrarrojos para que tu piel siga protegida, además de refrescar e hidratar.

Las ventajas de usar textura de gel y loción 

...

Textura de gel

La sorprendente textura de gel-crema, con alto contenido en agua, es más ligera para facilitar su extensión sobre el cuerpo, produciendo una agradable sensación refrescante que disfrutas la primera vez que te la pones, y agradeces de verdad cuando te das una segunda capa tras un buen rato bajo el sol.

 

La absorción es muy rápida y el resultado es una piel suave y elástica, sin ese molesto acabado pegajoso de otras cremas solares que dejan manos y piernas rebozadas de arena cuando estás en la playa.

...

Loción

De textura suave, ligera y con una absorción rapidísima, la loción solar protectora está pensada para no terminar con la piel pegajosa, como ocurre normalmente con la crema solar tradicional.

 

Hidrata y nutre la piel con antioxidantes que combaten la agresión cutánea de la brisa y el sol, y es resistente al agua, para que puedas nadar tanto como quieras y seguir protegido.

¿Quieres saber otras cosas?

Los bebés de menos de 6 meses no deben usar crema solar. De hecho, no deberían estar expuestos al sol ya que su piel es muy sensible. 

La crema solar en formato gel está hecha en base agua y por ello tiene una textura más ligera. Su absorción es rápida y no deja la piel grasa. La loción solar es en base lipídica con mayor afinidad a la piel y tiene una textura suave. Su absorción es rapidísima y no deja la piel pegajosa. En general, se suele recomendar la textura gel en personas con tendencia al acné, mientras que las lociones son especialmente recomendables en personas con piel seca.

Las personas con la piel oscura también necesitan una crema solar corporal. Los rayos UV dañan todo tipo de pieles. Independientemente del color de la piel, se recomienda un protector solar de 30 SPF o más.

Los protectores solares corporales suelen tener una duración máxima de 12 meses después de su apertura. Se puede comprobar la duración buscando en el envase un símbolo de un tarro abierto junto con el número de meses que puede utilizarse.